19/03/2015




DAVID SERAFÍN, Sábado de Gloria, Berenice, 2010

 

 

A pesar de que no es español y que escribe en inglés David Serafín, seudónimo  de Ian Michael, hispanista inglés, especialista en literatura medieval española. podría adscribirse en las filas de los autores de novelas más relevantes de novelas policíacas ambientadas en España.  Salvando las distancias, se puede equiparar con Vázquez Montalbán por ser sus libros a la par de novelas policíacas estupendas crónicas de la época de la transición.

Es el autor de una serie de seis libros escritos entre 1979 y 1982 cuyo protagonista es el comisario Bernal (ascendido a comisario de primera). Se tradujeron al español y se publicaron entre  1983 y 1988 en la editorial barcelonesa Grijalbo : Sábado de Gloria (1983), El metro de Madrid (1983) Golpe de reyes (1984), Incidente en la Bahía (1985), Puerto de Luz (1987) y El ángel de Torremolinos (1988).

.

La joven editorial Berenice de Córdoba anuncia la reedición de la seis novelas dentro de una colección dedicada a las novelas de la transición española.y acaba de volver a editar Sábado de Gloria, El cadáver en la Bahía de Cádiz, Golpe de Reyes y Madrid Underground

 

Sábado de Gloria, se publicó por primera vez en en inglés  con el título Saturday of Glory, Williams Collins Sons & Co. Ltd. London. 1979.

La historia se situa en Madrid en 1977 a principios de la transición y en vísperas de la legalización del Partido comunista. Es una época bulliciosa cuando los fascistas siguen en los altos mandos del estado – el ex jefe de la Brigada Político Social Roberto Conesa ha sido nombrado jefe de la Brigada Central de Información – esforzándose en  alentar un golpe de estado que pusiera fin al proceso democrático, grupos terroristas de extrema derecha como los guerrilleros del Cristo Rey e incluso la policía sembran el terror por las calles de Madrid  « Tenga cuidado de no llevar ni siquiera El País, jefe. Hace unos días, los antidisturbios dadaban con la porra en Callao a todoel que lo llevaba bajo el brazo. » (p. 140)

La novela empieza con la caída desde el ático de su casa de un periodista Raúl López Santos. El inspector Martín de la comisaría del barrio, sospechando de que no se trata de un suicidio, llama a la Dirección General de Seguridad, encargada de los homicidios. Según va  investigando el caso con su équipo, el comisario Bernal, comprueba que, en efecto, se trata de un crimen camuflado. Las presiones ejercidas por su jerarquía, los atentados perpretados contra su persona, el asesinato de la amante de Santos, los indicios robados en el mismo seno de la comisaría,… indican que se está tocando un asunto político de importancia.

La clave se halla en documentos que estaban en posesión de Santos y que éste escondió. Los únicos  indicios que tienen son una llave, el justificante de un depósito hecho en una caja de seguridad, tres palabras escritas por Santos en una hoja « Sábado de gloria » y una chapa con tres letras SDG. Con eso van a desenmascarar una intentona golpista en el que están  involucrados altos dirigentes del estado y mandos del ejército, un golpe de estado rocambolesco que incluía el robo del ataúd de Franco en el Valle de la Caídos y la resurrección del caudillo  delante de la multitud reunida en la Plaza de Oriente.

El tratamiento de la novela es él de la novela de enigma según la tradición anglosajona. A diferencia de las novelas de enigma de los autores españoles que aparecerán más tarde (Giménez Bartlett, Lorenzo Siva, Eugenio Fuentes,…), el comisario está rodeado de un équipo constituido no sólo de ayudantes sino de técnicos que usan los medios más modernos de la policía científica : fotos ultravioleta, ADN, bancos de datos,… También, conforme con la modernización de la policía que empezó con la transición, una mujer se añade al équipo.

 

El comisario Bernal y su esposa forman una pareja dispar. Su mujer es una meapila quien, además, no sabe cocinar o, mejor dicho, cocina fatal. Desde luego, Bernal aprovecha todas las oportunidades para alejarse de su casa, sobre todo cuando se trata de comer. En este sentido es la antitésis de Carvalho y su matrimonio, la antitesis del matrimonio de los Maigret.

La cronología de Sábado de Gloria se desarrolla en cinco días, desde el lunes 4 de abril hasta el Viernes Santo, 8 de abril, víspera des Sábado de Gloria.

Serafín hace sentir al lector el clima raro que reinaba en la Madrid de aquella época, el malestar de la población a la vez liberada e inquieta, el malestar en las filas de la policía en las que uno ya no se fiaba del otro, la ambiguedad de los políticos,…

En cuanto a la Madrid por la que Serafín pasea al lector, es una Madrid vista con distancia por un viajero amante de la ciudad y no vivida por un madrileño de pura cepa como es la Barcelona de Vázquez Montalbán o la del inspector Méndez de González Ledesma: el Paseo del Prado, Alcalá, el Palacio de Buenavista, el Palacio de Bellas Artes, el barrio de Lavapiés… incluso explica el nombre de las calles ; una Madrid vista por un extranjero al tanto de los lugares en los que se hacía la historia en aquellos años :  la Puerta del Sol con el edificio de la Dirección General de la Seguridad, la Plaza Santa Ana con la Cervecería Alemana, Callao en donde se manifestaban los grupos de extrema derecha ...

 

 

 

 


Les commentaires sont fermés.